Antes de regresar con tu ex…pregúntate lo siguiente…

antes de regresar con tu ex

Es estresante el proceso de consideración y la toma de decisión que se da antes  de regresar con tu ex ya que se asoman muchas dudas difíciles de aclarar. Te encuentras entre dos aguas… ¿Le doy un break, o sigo buscando mi felicidad por otro lado? 

Resulta innecesario que leas 20 libros sobre las relaciones o que consultes con todo el vecindario buscando evadir la responsabilidad de la toma de tan importante decisión.

Sabemos que si las cosas te salen mal—sufrirás, pero si aciertas brincarás de alegría—por lo menos por un tiempo.

Tienes muchas opciones para protegerte de los malos resultados. Una de las mejores es el ser honesta contigo misma y hacerte unas preguntitas antes de emprender ese camino de regreso. 

Con el ánimo de mantener las cosas claras te diremos que según hay muchas razones para no regresar también hay razones para darle otra oportunidad. 

Las relaciones de pareja son complejas y cada una tiene su peculiaridad. 

Te toca hacer la asignación y darle serio pensamiento a lo que implica la decisión que tomes antes de regresar con tu ex

Las siguientes preguntas te pondrán a pensar y esperamos también ayuden a dilucidar tus opciones…

¿Cuál fue tu experiencia en la relación?

“Conocí lo que es ser feliz.” Eso me dijo Barbara mientras revivía las agridulces memorias de su convivencia. A ella se le hizo difícil abordar las razones por las cuales se vio obligada a cortar el vínculo con el hombre. 

No se puede culpar. Mirar hacia atrás a los detalles de una relación perdida resulta en ocasiones doloroso. Los recuerdos incompletos  matizados por nuestros prejuicios y tendencia a mirar lo negativo sirve de poca ayuda. 

En ocasiones resulta en lo opuesto. Miramos solo lo que pensamos era positivo descartando aquella acciones nefastas de su parte. Eso ayuda a la indecisa a justificar el regreso a la costumbre, aunque esa costumbre acabe con ella.

Resultó ser que la felicidad de la cual nos contaba Barbara la vivió solo al comienzo de su convivencia—meses más tarde se convirtió en ‘un infierno lento y suave’ como ella misma lo describe. 

Su pareja resultó ser un hombre pasivo-agresivo y ella expresa que se vio en la necesidad de convertirse en una mujer “cojonúa” para poder defenderse. 

Los largos silencios de su compañero le taladraban el corazón y se sentía perdida y sin el control que necesitaba.

Ahora el descartado desea darse otra oportunidad con Barbara y le sugiere que ella controle su ‘carácter’ para que puedan ser felices…

¿Será esa relación a la cual nuestra amiga Barbara desearía regresar?

¿Estás glorificando esa pasada experiencia?

El compartir en pareja muchas veces es una experiencia deliciosa. Salimos a chinchorrear en el jeep los fines de semana y juntos disfrutamos de Netflix hasta el amanecer. 

Por otro lado, ese mismo hombre muestra pobre control de impulsos y por cualquier cosa sufre un arrebato de coraje que nos mantiene caminando sobre cáscaras de huevo.

Después de un tiempo de separación, al mirar hacia atrás, a menudo solo vemos y resaltamos lo bueno y le ponemos menos importancia a los momentos que propiciaron el rompimiento. 

¿Cuánto tiempo de sanación te regalaste para borrar esos infernales recuerdos de tu mente? Dicen que el tiempo lo cura todo. Si, claro, pero en tu caso, ¿lo suficiente como para no caer en la trampa una vez más? 

Necesitas tiempo para sanar. Detente y revive tanto los buenos como los malos recuerdos y decide si te gustaría experimentar esos terribles episodios una vez más.

Lo que debes saber sobre el abuso narcisista y como afecta tu relación..

¿Te hace falta su amor—o la compañía?

Es natural y humano que te haga falta su presencia en tu vida. El amor es un sentimiento poderoso. Pero la rutina y la costumbre del compartir es más pegajoso que El Crazy Glue. 

¿Te quedaste pegá del pasado? Muchas mujeres se mantienen aisladas por más tiempo de lo necesario después de una ruptura. Se congelan en el camino y se les dificulta el continuar con su vida.

Eso abona a la soledad y obliga a volver sobre las razones del rompimiento y a preguntarse si pudo haber sido diferente. Entra la duda y comienza la amiga a pensar que no todo fue malo y que quizá una oportunidad está en orden. 

Aun así, la memoria de las delicias de su cocina los sábados en la noche no ayudan a borrar del todo los malos ratos que muy a menudo irrumpían en la tranquilidad del hogar. 

Y eso es bueno. Te ayuda a fríamente decidir si te conviene volver a darle otro espacio en tu mesa. 

La soledad siempre te insta a ver lo malo del pasado como que, “No fue tan terrible” y poco a poco  la idea de continuar viviendo sin ese amorcito es muy difícil de aceptar. Luego arrancas a enviarle un texto preguntándole cómo le va…y ¡Boom! Se repite el ciclo…

Interesante artículo → Como manejo mis bajones emocionales par que no afecte mi relación.

¿El hombre te dice que ha cambiado?

Después de un tiempo de separación la soledad te empuja a pensar que puede que el hombre haya cambiado en aquellas conductas que te hicieron abandonar la relación

Piensas que el tiempo transcurrido pudo haberlo hecho madurar y probablemente ya ambos han sopesado las razones de la ruptura suponiendo una sólida base para un nuevo comienzo. Quizá…

¿Sientes miedo de caer en lo mismo?

El miedo a no encontrar otro amor, a permanecer sola para siempre, al ‘qué dirán’ de la gente por tu soltería. Y de haber sido una relación con un abusador, miedo a volver a lo mismo y al trato que no te mereces. 

El temor no saca lo mejor de ti y mucho menos una relación insatisfactoria, por la razón que fuese. 

Cuando en la convivencia hubo infidelidad, por ejemplo, el miedo a sentirse traicionada una vez más es en ocasiones intolerable. 

Recobrar la confianza tras una traición a menudo es misión imposible. Es una situación especial porque usualmente resulta en un largo recorrido de perdón y olvido que en muchas ocasiones termina en la oficina de un terapeuta. 

El miedo se puede vencer reconociendo el poder que tenemos nosotras mismas para enfrentarnos a la situación y añadiéndole a eso un inteligente escrutinio de lo sucedido. 

El terror al fracaso en un segundo intento siempre estará ahí, ya que el arriesgarse tiene una connotación de peligro que a nuestro ser no le gusta. 

Todo riesgo conlleva un grado de temor. Pon el miedo a un lado y evalúa toda la información a tu alcance para que tu decisión descanse en data confiable y lo más objetiva posible.

¿Y qué hago con esa corazonada que me atormenta?

Vamos  a poner el miedo a un lado para que hablemos de la  importancia de la intuición. Esa sensación que surge del área de tu estómago ,y que te indica que algo no anda bien, o que por el contrario, la decisión que piensas tomar es la mejor. 

Regresar a una relación que no te hizo bien es un paso que debe tomarse lentamente y debe ser guiada por lo que te indica tu ser interior y el análisis frío y calculador de lo acontecido durante la convivencia.

De tener toda la información que necesitas para la toma de una inteligente decisión no dejes fuera de la ecuación ese misterioso ‘feeling’ interno que te guía hacia todo lo que te conviene.

Este otro artículo da en el clavo…INSATISFACCION.. ¿Camino directo a la infidelidad?

¿Asumo el riesgo?

Ya que sabes cómo afrontar la posibilidad de un ‘come back’ de tu relación tenemos que hacer una que otra advertencia. Deja de brincar de alegría porque piensas que ya tienes el permiso para volver con Chencho el abusador, sin tener que exponer tu cuello. 

Muy lejos de eso te digo que tienes mucho trabajo por hacer…y a solas contigo misma. Dale pensamiento a todas esas preguntas y analiza a la luz de la historia de tu relación si vale la pena el arriesgarte a regresar a esa convivencia que te lastimó. 

En ocasiones resultará en una buena decisión que te traerá dicha en la segunda ronda. Quizá en otras la nueva oportunidad será otro episodio de aprendizaje para ti. 

No pierdas las esperanzas de encontrar esa relación añorada…sea con un ex renovado o con otro candidato que ya sabemos podrías encontrar  a la vuelta de la esquina.

Comparte tu experiencia…

Date un paseíto por el FORO para que te conozcan. No te pierdas nuestro canal de YouTube y allí escucharás los artículos en audio.

Tus comentarios siempre son bienvenidos.

Comparte este articulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

x