AUTODEFENSA 101 FASE INICIAL…saliendo del atropello

Sentando las bases 

¡Ay! ¡Dolor! Salir de una pareja que no te conviene es ‘peor que parir’ como dicen por ahí.

“¡Es que en sus mejores momentos él es tan bueno!” ¿… me dices?

¿Te ha pasado que la vida rutinaria con tu pareja—en especial si es un troglodita–  se convierte en una pega más difícil de disolver que un chicle ‘enredao’ en el pelo?

Vivir una relación problemática a menudo nos ciega a la posibilidad de ser feliz con una futura pareja—o en la soltería. Pues aquí te ayudaremos a despertar y ver claramente donde estas.

Sabemos que nuestra esperanza de que todo mejore sigue viva– aunque en un recoveco de nuestro ser sepamos que es poco probable.

Las expectativas de que tu hombre cambie sus actitudes de la noche a la mañana pueden ser una fantasía. Pero dale un break (después de leer este articulo hasta el final).

¿Y cómo saber cuándo el tiempo del ‘break’ es suficiente?

Tu agotamiento y hastío serán el aviso.

Está bien…te entiendo. No es fácil. Mira aquí la situación de la prima…

La prima de una conocida convive por los últimos 5 años con un ‘excelente’ hombre en sus 50’s que consume una sustancia que lo vuelve loco. Llamémosle Alex.  Alex asume una conducta amenazante y le grita que está gorda y barrigona. La prima se mantiene en un constante terror con temor a cómo Alex se presentará al entrar por la puerta el próximo día… Sin mencionar que  el cincuentón es un hombre de aspecto pulido, muy atractivo. Todo un profesional. Nadie diría que es un demonio en potencia en traje de VIP.

La prima vive con la imagen en su mente de un Alex cambiado, gentil y bien hablado, pensamiento que paraliza su inevitable salida antes de que surja  una desgracia.

Y para que no caigas en lo mismo— en este articulo analizaremos las razones que podrías tener para querer salir de la situación y como establecer las bases para un plan de acción inicial que resulte ventajoso para ti.

El arte de ser pendeja

Si. Existe un arte de ser pendeja. Se observa cuando buscamos excusas estúpidas para seguir en el hoyo en el cual estamos sumidas.

Se observa cuando no queremos ver aquello que todos ven y de lo que nos advierten. En fin, mucha materia para este artículo. Sigamos.

Muchas mujeres desconocen si es que aman o se han tornado inmunes a los ataques silenciosos y habituales de su pareja.

No necesitas clarificar tus sentimientos de amor— solo necesitas entender que estas siendo menospreciada aunque sea sutilmente. Saber si eres feliz es lo que cuenta. Si lo amas pero no eres feliz —da lo mismo que no lo ames. De igual forma tendrás que salir de él tarde o temprano si su trato no cambia para lo mejor.

“!Ya estoy harta de soportar sus insultos!” te oigo decir. Pero la mayoría sigue ahí día tras día ahogándose lentamente en la marea cambiante del ánimo y conductas del cavernícola.

Que si los nenes– que si los nietos– que si los vecinos… en fin, tal parece todo lo soportan por no verse señaladas por otros.

¡¿Qué es eso?!

Quieren cargar con el sufrimiento como un emblema de las ‘Girl Scouts’ para ser conocidas como ‘buena mujer’. ¡Mire señora—las ‘buenas mujeres’ son aquellas que no se dejan coger de zánganas y tampoco se dejan maltratar!  Prefiero una cara de pendeja…como estrategia y bien administrada.

“Si te abusa no tienes excusa”…digo yo

Las pendejas tienden a quedarse porque no asumen la responsabilidad que requiere el buscar su felicidad. Ser la víctima es más conveniente que pasar por el trabajo de evolucionar. El estatus quo en realidad es menos intimidante. La costumbre les provee una cueva de seguridad.

Catálogo de Insultos    

Comparto aquí una listita de las razones que han confesado muchas mujeres para que su relación pase a mejor vida. Dale. Compara.

  1. Con mirada de desprecio me dijo que soy aburrida y todo lo acepto
  2. No aguantó que le recordara que me fue infiel…con mi hermana
  3. Aun estando conmigo se vendía como soltero en Facebook (¡¿Cooomo?!)
  4. Solo quería sexo si yo hacía ‘todo el trabajo’. Nada para mí.
  5. Me gritó que yo era muy vieja (..eso dolió…)
  6. Después de aceptar una relación abierta no aguantó que me “disfrutara” a otros acusándome de ser puta…
  7. Nunca se recobró de su ex…y a menudo me lo dejaba saber
  8. Yo quería tener aventuras y el solo quería quedarse en casa y cocinar 😊
  9. Sus creencias religiosas me limitaban y me humillaba por ello
  10. Amenazó con abandonarme por mi depresión—quería una mujer alegre
  11. Me catalogó como difícil y argumentativa porque abogaba por mis derechos
  12. El alcohol lo tornaba agresivo y me apestaba de solo verlo
  13. Su familia no me quería y el entendió que tampoco el debería

Cuando considerar alzar vuelo:

  • Tus necesidades no están siendo satisfechas consistentemente
  • Cuando continuamente prefieres el apoyo de un amigo/a al de tu queridito
  • Siempre temes pedirle lo que necesitas
  • Si toda tu familia y buenas amistades dicen que te ven infeliz
  • Le mientes a todos sobre tus verdaderos sentimientos escondiendo tu malestar
  • Diariamente piensas en salir corriendo pero te sientes obligada a quedarte
  • Ya no te gusta el individuo. Le encuentras muchas fallas que te producen asco o rechazo
  • Llevas más de un año intentando…intentando…intentando…intentando

¿Y ahora qué?

Acepta que tu situación es normal— lo que es anormal es quedarte ahí.

Si tus planes de salida siempre se quedan en el ámbito de la imaginación no se producirá un resultado. No se materializará el impulso necesario para emprender el vuelo.

Estas tan paralizada por el miedo al cambio que no puedes planificar una escapatoria y mucho menos gestionar el poner el plan en acción. La costumbre de ser la recipiente de los agravios junto al miedo a la transición mantienen viva la falsa esperanza de un final feliz que nunca llega…

Si llevas más de 1 año ‘trabajando’ la relación, con o sin terapeuta, y no observas mejoría alguna—parece el momento de considerar coger calle.

Abordando el 747

Aquí algunas ideas que te pondrán a pensar y accionar en preparación para el próximo paso.. Pensar y accionar van de la mano. Una sin la otra no funciona.

  1. Aumenta la seguridad en ti misma. Si el ve la falla por donde meterse te atacará. Recuerda que estaremos combatiendo sus agravios y no al hombre.
  2. Pal car*jo la pena. Piensa que lo hace a propósito aunque lo haga ‘sin pensar’. De igual manera te hace daño. Conviértete en la perra feroz que puedes ser (por lo menos en lo que sales del paso. Sin exageraciones please…)
  3. Entiende de una vez por todas que está abusando de ti. Quiere joderte aunque él mismo esté ajeno a sus intenciones. Analiza fríamente lo que te dice y hace. Quítate las gríngolas. Te ayudará a ver con ojos bien abiertos la intención de sus palabras. La de joderte. Déjale saber de manera contundente que sus acciones o palabras te hacen daño. Cuando no aquilata tu mensaje— tu acción no debe hacerse esperar.
  4. Asegúrate que estas protegida físicamente. Muchas veces los ataques sutiles (o no tan sutiles) preceden un ataque físico.
  5. Convierte el miedo en tu aliado. Perdónalo si quieres, pero no se la dejes pasar. Que el miedo se convierta en tu gasolina y no en el freno de tu felicidad.

¿Qué te llevas?

Como Roma no se hizo en un día no vamos a pretender que desprenderse de una relación intolerable se culmine en 24 horas o con la lectura de un solo artículo. Se requiere de mucha valentía y fortaleza para emprender el viaje de salida. Lo más doloroso es el arranque inicial— te lo aseguro.

Prepara tu maleta de recursos: Ideas, plan provisional, $fondos, amigas, tu peluche favorito y nos vemos en la próxima fase donde exploraremos tus posibles estrategias en detalle.

SUSCRÍBETE para ser notificada. ¡No te despegues! y no te olvides de dejar un COMENTARIO

Siguenos:

One thought on “AUTODEFENSA 101 FASE INICIAL…saliendo del atropello

  1. Excelente artículo. Me encantó porque describe a muchas mujeres que existen en nuestra sociedad donde viven relaciones infelices por permanecer con unas ganancias secundarias, quizás el status de su relación, quizás por el miedo a estar solas y no encontrar a otra persona con quien armonizar , compartir y vivir una verdadera relación basada en la felicidad , el respeto y la aceptación. Cuando hablo de la aceptación no lo hago desde una aceptación en una sola dirección , hablo de una aceptación que vaya en ambas direcciones y sin exigencias , ni alter egos para complacer a nadie. Hablo de esa aceptación saludable que permite la convivencia del día a día a través de los años con los cambios y ajustes que esto implica. En fin excelente artículo y espero que si tú eres una de las personas que te identificas con este artículo empieza a idear cómo vas a salir de esto ya. Hazlo por ti , porque más allá de tu espacio hay alguien que puede hacer una diferencia en tu día y solo está esperando que tú salgas de esa relación nefasta que tienes para salir a tu encuentro. Recuerda ser mujer no significa ser sumisa ni tonta , significa ser capaz y apoderada de su propio destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *