Home / Relaciones Sanas  / ¿CÓMO HACER PARA QUE TE PROPONGA CONVIVIR?

¿CÓMO HACER PARA QUE TE PROPONGA CONVIVIR?

Vero tenía 7 años de “noviazgo” con Mau. Ambos se amaban muchísimo. Tenían muchas cosas en común; una carrera profesional próspera, una buena posición económica, pero vivían en casas separadas.

Una cosa un poco extraña…y Vero se sentía incómoda por esa situación, así que se propuso comenzar con los planes para convencerlo de que era hora de convivir.

Si quieres saber cómo lo hizo…sigue leyendo…

El momento decisivo para que te proponga convivir

La decisión de dar un paso hacia adelante en la relación y comenzar a ocupar la misma casa es algo muy emocionante.

Crema antiojeras con Vitamina C

Crema antiojeras con vitamina C para ojos, hidratante, blanqueadora, firme, cuidado de la piel, Belleza 1

Si estás considerando proponerle a tu macharán este avance en su compromiso, es esencial acercarte al tema con sensibilidad, un plan inteligente y mucha astucia.

Eso fue exactamente lo que hizo Vero en su momento.

Es innecesario esperar 7 años para hablar del tema. Hay quienes a los 3 meses de empatarse ya están conviviendo.

Como todo en la vida a muchas parejas les va muy bien después de la decisión y a otras no tanto.

En todo caso, lo importante es hacerle frente a la posibilidad porque cuando hay amor de por medio no hay nada más maravilloso que esa primera experiencia de convivir.

A Vero le funcionó muy bien. Pero en el caso de Anita, en particular, ella explica que cuando decidió convivir con su expareja fue un momento maravilloso.

Y es que nos preguntamos para quién no lo es, si cuando eso pasa el amor está en pleno apogeo.

Ella lo recuerda como si fuera ayer. “Mi Cheo era un hombre muy romántico y planificó todo muy sigilosamente.” Y lo describe con una mezcla de alegría y tristeza.

“Era mi cumpleaños, me invitó a nuestro restaurante favorito. Yo no me lo imaginaba. Me dijo que me vistiera de gala porque sería una noche especial. Así lo hice. 

Pues bien, en nuestra maravillosa velada, pidió la tan esperada botellita de vino, sacó de su chaleco una pequeña cajita que yo pensé al verla que eran unos hermosos aretes de oro, y chácata…. me entregó nuestro anillo de compromiso y me pidió que me fuera a vivir con él.”

¿Suerte? Pues no. A pesar de que Anita no se lo esperaba en ese preciso momento, confesó que fue preparando el terreno para que ese día llegara.

Al pasar de los meses descubrió que había llamado al diablo. El hombre dio un giro 360 y se convirtió en lo que verdaderamente era: un bandolero disfrazado, maltratador de mujeres. Anita salió corriendo sin mirar atrás.

Aquí, mis amigas, es donde entra la astucia. Olvídate de verlo todo color de rosa. Antes de emplear tu tiempo planificando para una situación que podría ser un fracaso, estudia bien la situación y al individuo también, para luego no tener que arrepentirte de tu decisión.

De llegar a la conclusión que ese hombre es para ti y quieres que te proponga convivir entonces vamos a seguir con la historia de Vero y como ella lo logró. ↆ

Reflexiones sobre el amor propio pasados los 50…

4 meses antes…

Como buena visionaria, Vero sabía que para preparar el terreno debía plantar semillas de confianza, comunicación y darle señales sutiles a su pareja de que se acercaba el momento de irse a vivir juntos. Y según expresa la propia Vero…

La confianza es la raíz de toda relación, por eso, comencé a mostrarle a Cheo que él podía contar conmigo en todo momento. Me convertí en su confiable compañera de vida, aquella que sabe escuchar y que guarda cada secreto bajo llave. Él tenía miedo lo sé.  Algunas veces me lo hacía saber.”

 

Los malentendidos pueden ser las rocas en el jardín de la convivencia. Para evitarlos, hicimos de la comunicación nuestro abono más preciado. Traducíamos nuestros pensamientos y sentimientos con palabras claras y sinceras, evitando los enredos y los dobles sentidos.”

No hay nada mejor que un buen tema de conservación en la mesa, eso creó una sintonía especial en nuestra relación.”

Nota de MCE: ¿Qué siempre será así para todas ustedes? No creo. Pero de una cosa podemos estar seguras y es que de desear que la relación tome un jiro más en serio y llegar a la convivencia, tendrás que planificar como llegarás a esa etapa sin aparentar estar desesperada.

Vero continúa…

En mi caso comenzamos a compartir pequeñas rutinas como dormir juntos los fines de semana y preparar el café de cada mañana o elegir una serie para ver en las noches de cada viernes, creando un ritual que era solo de nosotros.

Fui dejando algunas pertenencias en su apartamento, como una suave invitación a un futuro compartido. Lo ayudaba con la limpieza y el orden. Decoré un espacio de la sala con algunas de nuestras fotografías preferidas. Así también lo hice en mi casa.”

11 maneras de elevar nuestra autoestima

Las vacaciones…simulacro de convivencia

¿Cuál es la mejor manera de probar la tierra que vas a cultivar si no es poniéndola a prueba? Así fue cómo surgió la idea de hacer un “simulacro de convivencia”.

Vero le propuso a Cheo lo siguiente:

 “¿Qué tal si tomamos unas vacaciones juntos?” (Pensó que viviendo bajo el mismo techo, temporalmente, podrían entonces tener una idea de lo que sería la dinámica en común bajo un mismo techo.)

Como ya algunas de ustedes saben, la convivencia a veces no es sencilla y cuando las parejas se mudan juntas todo da un giro porque cada uno tiene sus mañas. A Cheo por ejemplo, no le gusta que el cepillo de diente esté fuera de su lugar. A mí no me gusta que las camas estén desarregladas y él tiene riña con esa tarea.

Pues bien, en nuestro “simulacro” observamos todos esos detalles y para mantener la armonía nos fuimos adaptando el uno al otro.”

Crema rejuvenecedora para eliminar arrugas

Crema rejuvenecedora para eliminar arrugas 1

Los detalles ayudan → a que te proponga convivir

Vero estaba consciente de que pequeños gestos construyen grandes castillos. Así que preparaba sorpresas, le dejaba notas cariñosas, hacia la comida que sabía que a él le gustaba. Y se esforzaba para que Cheo se sintiera amado, correspondido.

Y toma nota…el también hacía lo mismo. Recuerda que esto es dando y dando…recíproco.

Vero y Cheo se mostraban interés, pues mostrar interés en la vida de tu pareja, escuchar activamente sus sueños, metas y preocupaciones es una forma de hacerle saber que te importa y que estás dispuesta a compartir tu vida con él.

Vero dice: “Me pareció que Cheo hacía mucho tiempo no disfrutaba de las atenciones de una mujer como yo, (y lo digo humildemente) 😊Pienso eso lo hizo responder con el mismo trato que mi corazón deseaba.”

¡No dejes atrás las finanzas!

Sí amigas, Vero le propuso que compartieran los gastos, eso lo sorprendió al principio pero luego le encantó la idea. A ella le pareció justo porque ambos ingresaban buen dinerito así que podían aportar para los gastos de manera más o menos equitativa.

Él, como buen caballero, la mayoría de las veces pagaba, sin embargo, Vero también sacaba su tarjetita o luego compraba algo para que ambos compartieran.

Aquí debemos traer la idea de que debemos erradicar ese viejo concepto de que el hombre es el que debe pagar por todo. La verdad que no es así, salvo que tu pareja sea un hombre millonario y no requiera de tu aportación.

Compartir los gastos permite que ambas partes contribuyan a la economía del hogar de manera justa, evitando posibles conflictos o resentimientos por desigualdades económicas. Además fomenta la colaboración y el trabajo en equipo dentro de la relación.

Al tener una visión compartida de las finanzas, las parejas pueden planificar sus metas y objetivos financieros a largo plazo, lo cual fortalece la cohesión y el compromiso mutuo.

De igual manera debes seriamente considerar un Acuerdo de Convivencia. Este documento constituye una herramienta valiosa para las parejas que deciden compartir su vida, ya que les permite establecer expectativas y responsabilidades de manera consensuada, lo que puede favorecer una relación más sólida y duradera. Especialmente, evitaría conflictos legales más adelante en el caso de que la convivencia no funcione.

En fin, hemos tocado solo una pequeña porción de lo que constituye una relación de convivencia. Lo sé, es complicado. Si quieres que analicemos este tema en mayor detalle déjanos saber para ir más profundo en otro artículo.

Espero que estas simples estrategias te ayuden si tienes el deseo de que tu pareja disfrute de un hogar contigo. Comparte esta información con tus amigas y déjanos tu comentario. Nos vemos en otra entrada.

El terror a la soledad y cómo liberarte… (Asegúrate de leerlo).

Comparte este articulo
TIEMPO LECTURA:
SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

x