EL GOZANDO Y TU ESPERANDO…cuando tu amorcito es un hombre casado…con otra…5 claves para salir del desbarajuste.

La regla del “uno solo a la vez”

Aún en esta era moderna donde abundan los valores morales laxos–los matrimonios en su mayoría continúan dándole particular importancia a la monogamia.

Sin embargo, el juramento “hasta que la muerte nos separe” no ha sido suficiente para mantener viva la promesa de fidelidad. Sabemos que el compromiso no está distribuido equitativamente entre el hombre y la mujer siendo el hombre el que más navega fuera del nido.

Yo diría que es de esperarse— vivimos en una sociedad machista donde el hombre todavía dirige la orquesta.

Se piensa que es la naturaleza de los seres humanos gravitar hacia la infidelidad y que a pesar de tener una sola pareja, su interés sexual con otras personas continua activo.

Irrespectivo de la opinión que tengamos sobre el número de parejas que podemos ostentar— el disfrutar de dos a la vez para muchos hombres es excitante— y para muchas mujeres les resulta una desgracia.

Podemos concluir entonces que somos monógamos porque nuestra cultura así lo promueve y no debido a nuestra naturaleza.

Como vemos lo nuevo del ‘threesome’— o las relaciones abiertas— todavía no ha pegado en nuestro círculo y por ende el que quiera pertenecer y subsistir tranquilamente en nuestro entorno se ve en la necesidad de ajustarse a la convención de “me quedo con uno”.

Un extra en tu propia película

Una vez conocí a una profesional inteligentísima y bella a quien todos podríamos decir no le faltaba nada. Conoció a un caballero guapísimo y muy seguro de sí mismo—ya comprometido– y pasó lo inevitable.

El amor disparó su flechazo— o por lo menos para ella.

“No fue mi intención enamorarme.” Susurra Lucia como una gatita indefensa.

Transcurrido el tiempo— pasando de una relación a distancia a vivir en el mismo barrio se forjó un fuerte apego sexual– ese vínculo incrementó y al no tener el control o discernimiento necesario para el manejo de una aventura extramarital—se destapó la caja de Pandora y a ‘correr to’ el mundo’.

Las amenazas, las noches de desvelo y las recriminaciones formaron parte del día a día de nuestra amiga afectando su desempeño profesional y causándole un intenso dolor emocional del cual todos fuimos testigo.

El caballero ‘inocente’ no pensó era tan seria la situación— y nuestra amiguita (alias ‘la otra’), lo apoyaba ciegamente— creyéndole cuando el expresaba que la relación con su esposa había terminado hacía ya mucho tiempo.

“El me ama y no me va a mentir—no es su estilo.” Claro que no.

Es obvio que la educación formal no te protege al momento de abrirle las p…uertas a un nuevo amor. Las emociones están rampantes cuando hay enamoramiento y aquel raciocinio que utilizaste en las clases de química aquí no te funciona.

Y muy en especial, cuando durante toda una vida controlar las emociones no fue un ‘issue’ de prioridad para muchas.

Resulta entonces en un enredo pasional y al no poder manejar la situación aceptas convertirte en un extra en tu propia película.

¿Qué karajo es eso?

La novela de las excusas

Marca las que le apliquen:

( ) El pobre no es feliz allí

( ) La esposa no lo satisface

( ) Está bajo mucha presión en el empleo

( ) Ya mismo la deja y se va conmigo

( ) Ella está enferma y el tiene que permancer ahí por ahora

( ) Pronto estará divorciándose

¿Si estas relacionándote con un hombre comprometido cuantas de las anteriores marcaste?

¿Cuánto tiempo llevas esperando que te cumpla su palabra de formalizar contigo? Probablemente mucho más tiempo de lo que te hubiese gustado esperar….

Tuve una amiga terapeuta que comparaba el relacionarse con un hombre casado con robar en Sears—todo estaba bien hasta que la agarraban con las manos en la masa. Una vez eso ocurría se le caía el mundo encima.

No permitas que te aplaste el techo hermanita.

Lo que se cocina en su mente

Para comenzar— según los estudiosos— la mayoría de los hombres son infieles en la relación porque desean variedad en sus relaciones sexuales.

Y otros dicen que los hombres están biológicamente programados para crear mucha descendencia.

Hace sentido, pero ayuda poco a nuestra amiga envuelta en una relación que aparenta no tener rumbo seguro…por lo menos ningún rumbo que le prometa felicidad.

Se piensa el aburrimiento es lo más que se observa en hombres infieles. Se cansan de ver a su pareja lavando platos en chancletas, bata de dormir y sin maquillaje.

En realidad, existen excusas sin fin. Les aseguro que si agarran a un marido siendo infiel el tendrá una excusa especial lista para salir del paso—y siempre acusando a la mujer— por supuesto.

Existen tantas excusas como hombres hay— así que es un ejercicio fútil el rebuscar mucho para saber la motivación de la infidelidad. Lo que pasa por su mente no aporta tanto a mejorar nuestra autoestima como aquello que pensamos nosotras de la situación.

Preguntémosle a una amiga

“La verdad es que vivo una vida en secreto—muy aislada” se queja Aurora. Mis amigas me sacan el calzo— en especial las casadas…

No es para menos. La mayoría de las mujeres somos territoriales y no vemos con buenos ojos el que nos invadan ese perímetro.

Si estas envuelta en una situación así— asumiendo el papel de la otra—las amigas pueden abrir tus ojos si es que mantenerlos cerrados te está causando problemas de movilidad…

Pregunta por ahí que dicen sobre ti. Encontrarás que piensan que eres débil, traicionera y pendeja.

Existe muy poca probabilidad de que en el futuro (de hacerse oficial la relación) ganes la aceptación de tu gente porque siempre cargarás con el estigma de la traición.

¿Y qué hago ahora?

Enamorarse puede comparase con el abuso de drogas. Al inicio experimentas un gustito por lo que sientes. Esa es la primera etapa.

Luego te adentras en la adicción inventando razones para continuar en el disfrute— aun sabiendo que no te conviene.

Finalmente, si no ocurre una situación abrupta que provoque una debacle— la situación se convierte en una agonía que por razón de la costumbre se prolonga y resulta en la pérdida de todo vestigio de objetividad.

En esta etapa— ayuda externa como rescate -es la orden del día.

Tu salud mental y emocional no aguantarán por mucho tiempo todo lo que implica vivir la vida de la otra…mentiras, chanchullos, noches de soledad…tener que ir (sola) a una sala de emergencias por migraña sin tener a un compañero que diga presente— porque el tuyo anda por Disney con su esposa e hijos.

En fin, no existe apoyo de pareja cuando te relacionas con un hombre comprometido.

La pregunta clave entonces es… ¿Es esta una relación tóxica para mí cuando no me provee seguridad y todo lo que yo deseo y merezco?

Si tu intuición te grita que si— entonces vamos a lo próximo…

Las 5 claves para convertirte en la protagonista

Es imprescindible tener una guía interna que siempre nos acompañe y nos provea un grado de fortaleza para tomar decisiones difíciles cuando estas implican enfrentarnos a lo desconocido. Y esta guía interna es tu intuición.

Salir de una relación con un hombre comprometido es como tirarte a la piscina sin saber nadar—no esperes llegar al otro lado sin contratiempos querida…un buen salvavidas para agarrarte te entregará sana y salva al otro lado.

Mantén presente que puedes visitar a múltiples terapeutas pero la sanación y empoderamiento se originan en tu interior.

¿Lista para comenzar tu proceso?

  1. La mas cruel de tus amigas

Quede claro que salir del dolor no significa que levitarás por encima de ese camino de espinas sin un rasguño.

Bájate de esa nube y enfrenta tu situación. Te dolerá en lo más profundo pero ese camino de espinas te llevará a un lugar de felicidad y paz que jamás soñaste existiese.

¿Qué sea rápido me pides?

El dolor no se puede apresurar. Alimenta tus fortalezas y veras el resultado. Todo dependerá de tu esfuerzo y persistencia.

Chequea este otro articulo…

COMO CONTROLAR LA ANSIEDAD Y LOS ATAQUES DE PANICO

Abrir los ojos y desechar el pensamiento de que “todo está bien porque me ama” es lo ideal—aunque no lo mas fácil.

Busca a la más cruel de tus amigas. Esa que no se le queda callada a nadie. La que le dice la verdad en la cara a cualquiera. Si, esa misma. Ella te dirá lo que debes saber.

  1. Quítale la etiqueta de víctima

Aquí no hay víctimas. Solo 2 personas que por razones muy personales optaron por emprender el camino equivocado buscando una vida de fantasías que no existe en nuestro ámbito terrenal.

En todo caso, si quieres buscar un culpable señálate temporeramente en lo que planificas tu despego. Te ayudará a enderezar tu camino.

  1. ¿Acaso eres su salvación?

La fuerza poderosa en la que crees será tu aliada. La que tu entiendas es la base del universo. NO eres tú la llamada a salvarle la vida emocional al que vuela fuera del nido. Tu enfoque principal es tu vida y aquello que representa tu anhelado futuro y bienestar.

  1. El “break” que estabas esperando.

Pues pon el hombre a prueba— dile que estas embarazada o que le pida el divorcio a su esposa. La probabilidad es alta que comience a tartamudear y el sudor se vea bajando por sus sienes. Dejando la crueldad a un lado—con sus respuestas—de ser honestas– ganarás mucho terreno en tu búsqueda de la verdad.

  1. Y finalmente lo que no quieres escuchar…

 Sigue tu camino.

Busca llenar el vacío que existe en ti. Recuerda que un traje de segundas manos nunca será como el traje nuevo que lucirás con orgullo.

De igual manera si eres la segunda en fila—en espera de su amor y compromiso— acepta que el respeto, consideración y verdadero amor solo alcanzará para la que llegó primero. No te conformes con ser la recipiente de las migajas que sobren.

Abre tus ojos y mira a tu derredor. Verás que hay otras oportunidades que estás desperdiciando por andar enfocada en lo que no te conviene.

Convoca a tus amigas para esas saliditas que tanto añoras. Dale una llamada a tu ex (si terminaron de una manera aceptable.)  Y por supuesto sin decirle absolutamente nada de lo que te pasa o crearle expectativas de revivir la relación. Solo una llamada amigable para saber cómo se encuentra.

El recuerdo de ese amor pasado– aunque no haya sido tan buena la experiencia—te ayudará a mitigar el dolor del presente trauma. Pero no te esmandes…es solo una conversación sin aceptar compromiso de clase alguna.

Y para concluir sabemos que la tendencia de nuestra naturaleza es evitar el dolor. En muchas ocasiones esto no es posible. Lo que sí es posible es disminuir el impacto de una ruptura dolorosa enfocándonos en una actividad que nos llene, o adentrándonos de todo corazón en nuestro interior para descubrir lo valiosas que somos y que si estamos atentas —esa persona perfecta para nosotras llegará a nuestra vida más pronto de lo que pensamos.

¡Te enviamos vibra positiva y un abrazo!

Tus COMENTARIOS son bienvenidos y luego puedes continuar tu aprendizaje leyendo…

LA TECNICA DEL CLAVO.

Te prometo te dará otra perspectiva de tu situación.

O mejor aún, pasa un ratito en el FORO y tus nuevas amigas te darán el apoyo que necesitas.

Siguenos:

One thought on “EL GOZANDO Y TU ESPERANDO…cuando tu amorcito es un hombre casado…con otra…5 claves para salir del desbarajuste.

  1. Hola!! Este artículo es obligado a leer para no caer en la trampa mortal de un triangulo amoroso que solo te llevará a la soledad y a que te quedes muy lastimada y deprimida por algo que tú puedes evitar. No lo hagas amiga ,tú vales más que eso y el hombre que de verdad te ama no te va a poner en esta situación egoísta y peligrosa. vamos al foro para comentar más este artículo tan interesante . Te invito a que te unas ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *