¿Es posible MENTIR efectivamente en solo 5 pasos?

Mentir es un arte que pocas personas dominan a la perfección. Maquiavelo decía, “El que mejor ha sabido ser zorro ese ha triunfado.” Te pone a pensar…

 

Lo primero que debes saber es que tienes que pensar con astucia, y como decía Maquiavelo dejar a un lado los nervios y enfocarte en meter el paquete efectivamente para pasar [email protected] y sin nada de sentimientos de culpa.

“Honestamente prefiero la verdad.” Dice la vecina del lado. Se le escapa que todos mentimos a diario sea callando información— que sería una mentira por omisión— o las mentiritas bobas que decimos para no hacer sentir mal a alguien que apreciamos o queremos.

Pero imagina por un momento que deseas que todas tus mentiras sean tan perfectas que todo el mundo te creyera sin señales de dudas. De ser así, necesitas practicar. Esa práctica puede ser con tus seres queridos, amigos y personas cercanas si es que quieres mejorar. Luego de zumbarle la mentira, pregúntales, ¿me creíste o no?

El arte de mentir es sin duda alguna, una herramienta que podemos utilizar a nuestro favor en el momento en que queramos o necesitemos. Practica— si deseas afinar tu destreza—con estos 5 consejitos que te presentaré a continuación y tus mentiras serán más creíbles.

De paso te digo que al momento de decidir mentir es necesario sopeses las consecuencias de tu proceder para que estés lista y estas no te sorprendan.

Carolina no le confiesa a su médico que ingiere medicamentos controlados en exceso por temor al regaño. El médico le prescribe otros medicamentos que interaccionan con los que ya ella toma y terminan causándole daño. ¿Le mintió Carolina por no brindarle la información que el necesitaba? Tema de debate.

Todos lo hacemos

Necesitamos utilizar nuestra inteligencia emocional para planificar una mentira como si esta fuera una verdadera obra de arte.

Políticos, personas con alto valor en el mundo de la tendencia (‘influencers’) y hasta tus padres mienten.

Todos lo hacemos—unos automáticamente y otros con pleno conocimiento-así que para que tus mentiras cumplan con su cometido—si es que están planificadas— debes hacerlo bien.

En este punto ya debes saber cómo no debes mentir— ahora te presentaré las claves para que esas historias que vas a inventarte resulten aceptables para la persona agraciada.

Las destrezas de una actriz

Las mentiras planificadas nos pueden sacar de un aprieto y ayudarnos a mejorar nuestra imagen creando historias que no son ciertas–pero–¿Qué hay si nos descubren?

Si sabemos fingir como toda una actriz, podremos engañar a la víctima escogida si evitamos el sentimiento de culpa y ansiedad que suele surgir durante el proceso.

En fin, para aprender a mentir, primero debes saber qué es lo que no debes hacer.

Por ejemplo, si tienes en mente soltar un buen embuste, planifícalo primero, y ponlo a prueba para ver cómo responde tu propio cerebro.

También suele ser más sencillo atraparte si tu pensamiento es lento y tardas más de unos segundos pensando en lo que vas a decir.

En esta situación se te verá la costura y el otro sabrá que estas mintiendo.

Cuando mientes debes exhibir un balance entre la rapidez y el fluir de tu respuesta. Cero titubeos. Mientras más tranquila te veas y más serena te encuentres al momento de soltar el cuento, más creíble parecerás para las personas.

Los fatales 3 segundos

Te traigo el caso de una adolescente que piensa que puede salirse fácilmente con la suya.

Ella tiene en mente salir con su amigo por la noche, pero lo que le está diciendo a su madre es que se quedará en casa de una amiga terminando una asignación. La madre pregunta el nombre de la amiga.

Pasaron exactamente 3 segundos, y tenías que haber estado presente en ese momento. A la chica se le abrieron los ojos, pensando que decir un nombre al azar marcaría una diferencia entre salir o no y la invadió la inseguridad y el temor.

Luego de esos 3 segundos, los padres se dieron cuenta de que algo no estaba bien con ella y claro— la respuesta es simple— ellos sabían que Andrea les estaba mintiendo. Así que le pidieron los números de la amiga y también querían hablar con su madre.

Andrea, sin saber que decir, se molestó y canceló todo. Pobre de ella, por su falta de planificación no logró lo que tenía en mente.

Para que esto no te pase, siempre debes tener bien planificada la mentira. Si Andrea hubiese creado un plan de acción y hablado con su amiga antes de comunicarse con su madre, otra fuera la historia…

Deja fuera a los extraterrestres

Las mentiras inesperadas surgen justo cuando queremos salir de un enredo. Necesitamos pensar rápido y siempre tener un plan esbozado.

Actúa como si estuvieras contándole a una amiga lo que te sucedió ayer en el supermercado. Para ser creíble debes utilizar toda la creatividad a tu disposición.

Ya vez que el uso de la imaginación es imprescindible a la hora de mentir.

En cambio, una mentira planificada, cuenta con un mayor grado de control, ya que la vamos a implementar en un momento determinado ya programado.

Debemos crear una historia creíble, más larga, que describa la situación actual, y exponga un desenlace razonable.

Si quieres que tus mentiras sean aceptadas como veraz debes crear una historia, dejar que esta fluya como un cuento y mantener una postura de seguridad.

Te invito a que—al igual que un actor—practiques la mentira como lo harías con un guion. Adéntrate en el papel, internaliza que realmente te sucedió de esa forma, ríe (la risa siempre es una buena alternativa, ya que nos demuestra confianza) y termina el suceso con lo que estás viviendo actualmente.

No se recomienda traer extraterrestres al asunto…recuerda que necesitas ser creíble.

Ahora échale un ojo a los consejitos que te presentaré a continuación:

1. Mira y sonríe

Suena trillado lo se— pero una sonrisa coqueta y un contacto visual natural hace la diferencia en la credibilidad— le transmitirás de forma solapada que tu tienes la razón.

Ten presente que es una sonrisa normal, no una en la que parecieras imitar al Guasón.

La risa— en oposición a la sonrisa— cuando mentimos a menudo—suele ser nuestro peor enemigo. Si lo hacemos al final (una vez tenemos su credibilidad) las personas se tragarán aún más el engaño, pero si lo hacemos al comienzo, las colocaremos en un estado de duda.

Cuando optes por decir una mentira, mira directamente a los ojos, sonríe como normalmente lo haces y si sientes que no puedes controlar la situación, te invito a hacer un ejercicio de respiración, de la siguiente manera:

Inspira — Mantén el aire durante unos segundos — Exhala el aire de tus pulmones más lentamente.

Este ejercicio te mantendrá conectada con el presente. Tus niveles de preocupación y ansiedad se reducirán marcadamente manteniéndote en un estado de relajación general haciendo que luzcas como una verdadera fuente de veracidad.

2. El lenguaje corporal

El movimiento de tus manos tiende a embelesar a la persona que te escucha y esto hace que se quede atenta a ese movimiento. Es la razón por la cual al final de tu novela no ha captado del todo su significado. Bueno para ti.

Recuerda que una persona segura de sí misma se expresa moviendo las manos y no se deja controlar por cualquier emoción— mantiene un estado emocional neutral, siempre captando la atención de su oyente con sutiles movimientos.

Moverlas no significa agitar tus manos como una loca. Hablar con tus manos simplemente redunda en generar un estado de ausencia en el oyente. Te estará escuchando, pero no del todo, es por esto por lo que las manos son la técnica de persuasión perfecta al momento de producir una mentira.

Inclinar tu cabeza sutilmente hacia un lado, también te va a beneficiar al momento de mentir, recuerda que una mentira siempre debe expresarse con mucha naturalidad.

Girar tu cabeza, hablar haciendo movimientos con los brazos y manteniendo una sonrisa pueden ser las estrategias ideales para que cualquier persona que se cruce contigo, crea una o dos mentiras— de tu tener que recurrir a esa artimaña.

3. La traición de tu voz

La voz, aunque suene increíble, puede traicionarnos al momento de decir una mentira ya que se acopla a nuestro estado de ánimo. Si nos sentimos tristes, nuestra voz se va a quebrar, si nos sentimos molestos, nuestra voz se sentirá imponente. Si no deseas mostrar tus verdaderos sentimientos vigila tu voz y asegúrate de que este a tono con tus intenciones.

Las muletillas, (Eh, este, es que, pero, ah, mm, ¿entiendes?) acompañadas de un titubeo te llevará al fracaso. Cualquier persona que hable con nosotros y que tengamos como intención mentirle, lo va a captar inmediatamente.

¿Cuál es el tipo de entonación que usas cuando hablas? Práctica contigo misma en tu privacidad, o enviando notas de voz por WhatsApp. Al decir una mentira, debes contar con la suficiente confianza para decirla sin la preocupación de que te descubran.

4. Voluntad de hierro

Debemos tener una voluntad de hierro al mentir—sin preocuparnos por lo que está pasando en ese momento—solo enfocarnos en la calidad de la mentira. Pero ¿Cuál sería la técnica ideal para lograrlo?

Cada vez que tengas en mente decir una mentira, piensa que eres una actriz, que simplemente está siguiendo sus líneas y que cuenta con lo necesario para actuar en escena.

De esta forma te sentirás más confiada y tus niveles de ansiedad se reducirán notablemente. Cuando intentamos ocultar nuestro miedo a que nos descubran en la mentira de seguro se notará a través de nuestro lenguaje corporal.

Si te mantienes al tanto de tus fortalezas y enmascaras tu personalidad con un simple guion de actor, se te hace más fácil sacar adelante tus mentiras—crear historias fantásticas y con ello cualquiera caerá en tus engaños.

Sabrás que las emociones juegan un papel clave en el éxito de una mentira. De mantener el control de tus emociones verás como marcas una diferencia en como expresas tus mentiras.

Recuerda que un buen actor, se enfoca total y perdidamente en su papel—pase lo que pase nunca se aleja de él— y lo sostiene a como dé lugar.

5. Mentir diciendo la verdad

Esto resulta ser la zona gris entre una mentira y la verdad. Es utilizado muy frecuentemente por muchos de manera que no se considera una mentira hasta que alguien lo lleva a cabo con el propósito consciente de engañar.

El jefe le pregunta a Ana si ya realizó el informe que le solicitó durante el día de ayer. Ana, astutamente, le contesta, “Jefe, cuando vea ese informe se va a sorprender de lo completas que están las tablas y todas las medidas que le incluí. ¿Le traigo un café? Así le doy otros detallitos que son super importantes.”

Ana dice la verdad, PERO no contestó la pregunta del jefe. El informe no estaba completo y ella en ningún momento lo expresó. Ana mintió al darle la vuelta al asunto y no traer la realidad a colación de que no había terminado el informe. Muy astuta la Ana. Si el jefe as tan sagaz como ella, la estará vigilando para descubrir si ese es su patrón de conducta usual. Nada bueno para ella.

La verdad de las mentiras

Y por último cuando mientes no debes retractarte— esa es una regla de oro en la normativa de cómo mentir efectivamente. Te recomiendo aplicarla y tomarla en cuenta siempre que decidas mentir, porque si llegasen a descubrir que mientes, estarías perdiendo gran parte de tu credibilidad como persona.

Algunas piensan que las mentiras son una alternativa real para ellas cuando buscan salir de un aprieto indeseado—pero debe utilizarse la cautela y sabiduría. Mentir en exceso es un problema que puede perjudicar nuestra reputación a largo plazo.

Si piensas que una mentira te sacará de un apuro preocupante asegúrate de analizar en detalle la situación y considera si vale la pena enfrentar las consecuencias del embuste. Si no vale la pena—entonces dale cara a la situación con valentía y honestidad y permite al universo hacer el resto.

No pases por alto que una persona mentirosa rara vez es tomada en cuenta, ya que probablemente todos saben de la pata que cojea.

Te invito a que siempre que sea posible hables con sinceridad ya que a menudo ser honesta puede marcar la diferencia y dar mejores resultados de lo que esperamos.

¿COMENTARIOS?

Un artículo interesante que puede ayudarte en tu jornada es MANDA LAS REGLAS AL KARAJETE y descubrirás el secreto de tu verdadero yo

Ve al Foro y comparte. ¡Te esperamos!

Te veo en la TIENDA ¡Tiene cosas lindas para ti!

Siguenos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *