LA GOZADERA PASADOS LOS 50…una guía para sexo a tu manera –Sesión 1

Un secreto a la luz del día

No. No temas. ¡No estaremos delatándote! Prometemos mantener en secreto que te masturbas cuando tu querido está inmerso en Rambo o Fifty Shades of Gray en la sala de tu apartamento o quizá que te gustaría incursionar en un trio con el cartero que no le duele nada…

“¡Saquen la mente del zafacón! nos grita Josefina.

¿Cuántas veces has pensado en la sexualidad y temes traer el tema porque piensas en el que dirán? “¡Eres una cochina!” te dice tu compañera de oficina riéndose a carcajadas.

¿O estas condicionada a pensar que después de la menopausia lo bueno se acabó?
Sabrás que son muchas las que piensan como tú.

Si fantasear con continuar disfrutando del sexo después de cierta edad hace que aumente tu curiosidad y excitación pues dale…fantasea…

Considera que la experiencia de vida te permitirá mirar con ojos libres de prejuicio aquello que años antes era tabú para las mujeres— como el hablar de sus necesidades sexuales o indagar de cómo “se hace” sin vergüenza alguna.

“!Búscate un papizongo y disfruta de la vida!”, susurra la prima a tu oído. Te diré que estas en todo tu derecho de hacerle caso.

Te preguntamos, ¿Sabías que tu clítoris interno requiere alrededor de 40 minutos para estimularse? Es el único órgano del cuerpo humano que sirve exclusivamente para el placer…pues ahora lo sabes…

El tema de la sexualidad es enorme cuando lo miramos desde diferentes ópticas— así que en este artículo solo consideraremos algunas áreas básicas para encaminarnos.

En un futuro cercano adentraremos más en detalle en algunas de esas áreas según las amigas suscritas nos pidan auxilio. 😊

Y lo haremos de manera abierta sin tapujos o sentido de culpabilidad. La edad no importa si te sientes juguetona todavía…

¡No más secretos sobre tus deseos Juanita, acepta tu naturaleza y “muévete” hacia la exploración de las siguientes 3 zonas de tu sexualidad!

Explosión de placer

Aquella que no ha experimentado un orgasmo no sabe el inmenso placer que se está perdiendo. Pero como dicen por ahí nunca es tarde si la dicha es buena…(un cliché lo sé pero no menos cierto…)

Una exquisita ‘revolcá’ te alivia el estrés de un día de trabajo deshaciendo la tensión acumulada y proporcionándote deliciosas sensaciones. ¿Qué más puedes pedir?

Nos viene a la mente ahora aquellas que fingen el orgasmo y sufren el proceso como si fuera una labor de autosacrificio necesario por ser mujer.

(En definitiva no lo recomendamos—por lo menos no en este articulo…)

Si eres una de ellas—relax—existe esperanza de iniciarse a cualquier edad y como ejemplo te contamos ahora la historia de Miriam.

No fue hasta los 48 años que Miriam conoció lo que era un orgasmo. Tuvo la gran suerte de enredarse con un hombre de mundo que no descansó (literalmente) hasta escuchar ese grito peculiar de placer (como si la estuvieran matando😊).

Esa relación pasó a mejor vida pero en ese momento Miriam fue iniciada en lo que sería para ella un evento cumbre en su vida sexual.

En adelante ya sabía lo que quería y se merecía.

Ahora sopesa esto—Si existe en tu vida una pareja que te entiende y está dispuesta a complacerte ayudándote a expresar ese momento de éxtasis–mejor.

De no ser así entonces lee CUANTO ME AMO…en la sesión 2 de este escrito (se publicará próximamente), o considera dialogar con tu amorcito pidiéndole cariñosamente que responda mejor a tus necesidades. ¿Te parece?

Fantasías añoradas

Necesitas expresarle a tu pareja lo que deseas experimentar en tus relaciones sexuales…de no hacerlo pagarás el precio de una crónica insatisfacción.

Te presentamos a Mildred —quien pasadita sus 70 años se siente más seca que una pasa ‘allá bajo’. Siente un gran deseo de continuar sosteniendo relaciones sexuales para sentirse eternamente joven.

Pero también desea hacerlo sin dolor—algo que nos parece enteramente razonable.

Ella confiesa que aunque su libido no es para brincar de alegría todavía siente un alguito de eso y también percibe que el mantenerse sexualmente activa la haría sentirse viva.

Nos cuenta con timidez que su pareja a menudo se exhibe con una erección frente a ella pero el macharán no acepta que ella utilice “embarres” durante el acto sexual.

Por eso ella mantiene en secreto su intenso dolor durante la penetración y el sigue orgulloso de su ejecutoria pensando que ella grita de placer. ¡Ouch!

No se atreve a expresarle su sufrimiento por vergüenza de que piense que ella no sirve como mujer…

“Él es un insensible y egoísta pendejo,“ piensa Mildred.

“Un día de estos me voy a chinchorrear a ver que veo…”

Por lo visto nos parece llegó el momento para que estos dos tengan una seria conversación sobre el tema…no sé de ustedes…

¿Te duele en una posición? pues no la aceptes. El dolor no debe formar parte de tus relaciones sexuales, excepto en muy pocas si algunas situaciones, y solo por consentimiento mutuo.

Terminamos aquí con expresar que cada pareja es un mundo y por ende lo que funciona para una no necesariamente funciona para otra.

En ocasiones el hablar sobre el tema (que debe ser el primer paso) suscita resultados positivos y felicidad posterior— en otras se enfría la relación y cada cual sigue su camino…

Claro— siempre hay alternativas…puedes pasar a CUANTO ME AMO en la parte 2 de este artículo (se publicará en unos días)…y practicar.

69 razones para adorarte

Sabrás que no tienes que salir corriendo a comprar el Kama Sutra para aprender cual es la posición que más te gustaría practicar. Que si el helicóptero es mejor que la carretilla—interesantísimo por cierto— pero nada de eso.

Lo importante aquí es que al final ambos queden satisfechos. Suena simple pero no lo es tanto ya que las parejas difieren en sus gustos y preferencias.

(Especialmente cuando no puedes levantar la pierna sin sentir un tremendo dolor artrítico en la cadera…)

Cuando se da la situación en donde las posiciones no son de tu entera satisfacción y piensas que la cosa no está tomando el giro que deseas no pierdas tu tiempo…

Abiertamente y sin freno alguno— necesitas expresarle cuales son las posiciones que prefieres y como es que te gusta. Punto.

No le puedes dar la vuelta al asunto… no tienes por qué entrar en todo lo que tu medico te dijo sobre la artritis pero sí asegurarte de que la posición no resulte en agonía para ti.

Hacemos hincapié aquí en que el chateo sobre tus dolamas no suele abonar al libido pero conocerte bien y ser asertiva en lo que quieres—eso sí. ¡Lo saca por el techo!😊

Ayer conversamos con Sonia quien –en sus 60’s—conoce a este don varios añitos mayor que ella y pensó—“¡Aquí llegó el que yo estaba esperando!”

Después de varias citas románticas ella lo invita a su casa y pasó lo que sabemos.

Mientras hacían el amor el la posicionaba a su antojo y Sonia— sumisa— le seguía la corriente.

Al final de la sesión el lucía resplandeciente pero Sonia no tanto. Desilusionada e insatisfecha se sintió culpable por no haber sido más valiente y pedir lo que deseaba.

Sorry…Muy tarde…

Podemos ver con esta lección que en ocasiones uno de los dos sale trasquilao’ y no logra una satisfacción completa —nada en la vida es perfecto.

¿Piensas que hoy disfrutas tú y mañana él?

Mejor pensar que nunca esta demás pedir aquello que una quiere en el preciso momento.

Pero tranquila…no significa necesariamente el fin de la relación quizá más bien la necesidad de un serio reajuste .

Y al final…

Todo es simple y complicado a la vez. En toda ocasión pedir lo que te haría sentir feliz es lo ideal.

Si es que no te atreves—entonces te conviene este blog que te enseñará lo importante de ser tú y las cosas buenas que te mereces.

Recuerda que tu felicidad y satisfacción forma la base para la vida de éxito a la cual tienes derecho.

Continuaremos nuestra conversación en la Parte 2 de este artículo que será publicado en los próximos días.

SUSCRÍBETE para ser de las primeras en ser notificada de su publicación. ¡No te lo pierdas!
Y no te olvides de dejar un COMENTARIO.

Siguenos:

2 thoughts on “LA GOZADERA PASADOS LOS 50…una guía para sexo a tu manera –Sesión 1

  1. Un secreto a viva voz, es algo totalmente cierto, aunque la sociedad de hoy en día; nos permite ver más allá a lo que llamamos monótono. Nos hemos atrevido más, a lo que nos da placer que al que dirán. Tener una activa y placentera vida sexual sin importar los tabúes, nos hace crecer y lograr nuestras metas y obtener un amplio conocimiento en lo que deseas como mujer, para nunca apagar esa “llama”. El fingir el órgano, quizás es que no se siente segura de si misma y no se concentra, no se deja llevar por el momento. Una buena comunicación es la clave de todo. Muy buen artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *