Home / Amor propio/autoestima  / CREO QUE ESTOY MENDIGANDO AMOR.. ¿¿¿Y QUÉ HAGO??? AQUÍ LO VAS A DESCUBRIR…

CREO QUE ESTOY MENDIGANDO AMOR.. ¿¿¿Y QUÉ HAGO??? AQUÍ LO VAS A DESCUBRIR…

creo que estoy mendingando amor

¿Le suplicas a tu pareja que te dedique más tiempo? ¿Esperas a que en algún momento de su día  piense en ti y te proponga hacer algo juntos? ¿Siempre llevas la iniciativa en todo?

 

Si la temida frase ‘creo que estoy mendigando amor’ ronda en tu cabeza constantemente, me parece entonces que te conviene seguir leyendo.

 

Basta de soportar sus sutiles desprecios, sufrir decepciones y siempre dar tú el primer paso. Los “falsos amores” están repletos de ilusiones y esperanzas fatulas. El amor que se mendiga o se exige no es amor. Para que sepas…

 

Si sientes que le estas implorando amor  no te estas respetando y te falta reconocer que mereces algo mejor. 

 

La primera regla para abandonar la súplica por su cariño es ¡Quiérete!

 

Y de esa manera evitar caer en la manipulación, el maltrato o la victimización. 

 

Haré un aparte ahora para contarles sobre Digna…

 

El otro día, Digna—la vecina de mi abuela—estaba molesta quejándose de que todos le gritaban que ella tenía que aprender a amarse; pero que ella no sabía cómo, y eso la desesperaba y la llenaba de ira.

 

Interesante artículo →Las 5 técnicas de manipulación más dañinas en una pareja…para que no te dejes engañar

 

Le dije yo…eso es fácil…practica lo siguiente: Uno o dos días de los que utilizas para ir al Mall dedícatelo a ti misma.

 

Durante ese o esos días, solo compra cosas bellas para ti.

 

Un perfume arrebatador, una manta para las mañanas frías y añádele  la preciosa blusa que en algún momento pensaste era muy cara. ¡Cómpratela! Eso es darse cariño..

 

Advertencia: Durante el día de compras dedicado a elevar tu amor propio, queda terminantemente prohibido costear regalías para otras personas.

 

En esto no puedes fallar para que la práctica te funcione.

 

Y si como Digna no sabes por dónde comenzar, puedes llevarlo a cabo con ese simple ejercicio.

 

En un próximo articulo les ensenaremos muchas otras maneras de lograr aumentar ese amor propio que es vital para una mujer—y de hecho, a unos cuantos hombres no le vendría nada mal.

 

Continuemos…

 

Todos los seres humanos somos capaces de superarnos y de evitar en el proceso que alguien se aproveche de nuestros sentimientos.

 

Si piensas, creo que estoy mendigando amor, ¡No te quedes con la duda!. 

 

¿Qué significa mendigar amor?

 

En ese momento, cuando te das cuenta y piensas…creo que estoy mendigando amor lo primero que debes preguntarte es ¿Qué significa mendigar amor?

 

Pues bien, mendigar amor se refiere a aquellas acciones, palabras y esfuerzos que haces para conseguir la atención de tu pareja sin obtener nada positivo de su parte. 

 

Esto sucede muchas veces en las relaciones. Por ejemplo, uno de los dos ha perdido el interés por el otro, y la persona todavía enamorada sigue luchando para recobrar la atención del desinteresado.

 

Por lo general, los efectos de mendigar por amor no solamente se observan a nivel psicológico, también físico. 

 

Seguramente te ha sucedido cuando idolatras un simple mensaje de texto de tu pareja.

 

Empiezas a hacerte preguntas sobre aquello que plasmó en el texto, lo qué no incluyó, cuánto tiempo tardó en contestarte, o estuvieron texteando, y muchos otros interrogantes que te vienen a la mente. 

 

Pero ese es solo el comienzo,  hay muchas más señales de que estas mendigando amor, cómo las que verás más adelante. 

 

Te podría interesar leer: 

 

Cuando tu pareja sólo te ofrece lo que sobra…y cómo enfrentarte en solo 3 pasos.

 

Las siguientes situaciones son de las más comunes y fáciles de reconocer cuándo piensas que mendigas amor. 

 

Es muy importante que sepas escudriñar cada señal para que ninguna pase desapercibida, porque a largo plazo puede constituir una amenaza para tu salud física y mental. 

 

  • Siempre eres quien toma la iniciativa

 

¿Tu pareja no se muestra muy interesado en comenzar nuevas actividades contigo? O quizá pocas veces te invita a salir. 

 

Por el contrario, puede ser que seas tú quien siempre tiene la iniciativa de hablar sobre mejorar ciertos elementos de la relación…

 

¿Qué no recibes respuesta alguna de su parte?

 

Si es así, puede que estés ante una persona que solo se alimenta de tu atención, y que no tenga un verdadero interés por ti. 

 

Esa última aseveración no está escrita en piedra—recuerda que tanto las personas como las relaciones son únicas y es imprescindible que tomes en cuenta muchas otras de las características, tanto de la personalidad de cada uno, como de la relación en sí.

 

Protector solar FPS 50

 

  • Das y das pero no recibes

 

Usualmente, cuando estamos enamoradas, nos empeñamos  en dar lo mejor de nosotras en todos los aspectos.

 

Dar todo y no recibir nada a cambio, es una señal de que estás mendigando el afecto de tu pareja. Eres la única que le da valor a la unión que mantienen, y por tanto, eres la única que intenta mantenerla.

 

  • Tú eres quien lo busca y lo llama

 

Una de las cosas que normalmente se da entre una pareja de enamorados, es que quieren saber el uno del otro. 

 

Y mantenerse al tanto no está mal. 

 

Sin embargo, cuando tú pareja no se comunica y tú eres la que se esfuerza por mantener la comunicación viva, definitivamente estás mendigando cariño.

 

  • Te sientes sola aun estando con él

 

Es una de las sensaciones más difíciles de afrontar cuando estás mendigando amor. ¿Alguna vez te has sentido sola aun cuando tienes físicamente a tu pareja al lado?

 

Eso puede indicarte que estás formando parte de una unión que ha perdido importantes bases para sostenerse: el amor y el interés. 

 

  • Sientes tristeza, angustia e inseguridad todos los días

 

Para que ambos logren una fructífera relación, debe existir la seguridad plena de que comparten con la persona indicada. 

 

Si sufres emociones negativas como la tristeza, el dolor, la angustia, el desespero o desconfianza, son señales de que estás mendigando amor.

 

Sientes que tu pareja no está suficientemente feliz a tu lado—y sufres por ello.

 

  • No hay muestras de cariño y afecto hacia ti

 

El mostrar afecto, se interese por tu bienestar y sea detallista componen las expresiones de amor que más desea una mujer de su hombre en una sana relación.

 

Si eres la que siempre se esfuerza por darle cariño, pero al momento de necesitar afecto, ‘te saca el cuerpo’, eso constituye una mala señal. 

 

Te podría interesar este videito: ¿COMO MANEJO MIS BAJONES EMOCIONALES PARA QUE NO AFECTE MI RELACION?

 

Y ahora hablaremos de cómo no rogar por amor: 5 claves

 

Para no caer en la trampa de estar suplicando por amor, te sugerimos seguir estas claves:

 

  • Fortalece tu autoestima

 

El mendigar por amor surge en personas inseguras y con baja autoestima.

 

Ante todo, lo importante es que tengas la introspección necesaria como para aceptar la situación que sufres y decidir hacer todo lo que puedas para superarla.

 

Fortalece tu amor propio reconociendo que como mujer y persona tienes una valía incalculable.

 

  • Acepta la situación

 

Enfréntate al hecho de que tú pareja no comparte los mismos sentimientos afectivos que tú. Es un proceso complejo pero no imposible. 

 

En beneficio de tu salud mental, es importante cerrar un ciclo como este. Una vez aceptas lo que está sucediendo puedes entonces buscar una salida.

 

  • Analiza si realmente vale la pena seguir insistiendo

 

Debes decidir si seguir mendigando amor es lo que deseas.

 

Practicar una comunicación asertiva con tu pareja para saber si están a tiempo para mitigar los daños en la relación sería lo ideal.

 

  • Libérate de culpas y rencores

 

La culpa y el rencor deben desaparecer si quieres dejar de mendigar el amor que anhelas.

 

Las experiencias negativas que viviste con tu pareja te sirven de aprendizaje para crecer como persona liberándote en el proceso de todo rencor y culpa.

 

  • Abraza la soledad

 

El “ensayar la soledad” te llenará de poder al experimentar lo que es ser autosuficiente.

 

Pasa tiempo sola, reconecta con esa parte en ti que olvidaste durante esa relación.

 

Disfruta momentos contigo misma que te ayudarán a redescubrir las cosas que en el pasado llenaron tu corazón.

 

Y para terminar te sugiero…

 

No dejes para otro día el poner en práctica los ‘tips’ que aquí hemos discutido para que, además de lograr sobrevivir una relación insatisfactoria, también logres incrementar tu amor propio durante el proceso.

 

SUSCRÍBETE para ser notificada. ¡No te despegues! y no te olvides de dejar un COMENTARIO

 

Visítanos en FACEBOOK  PINTEREST INSTAGRAM.

 

Si no tienes tiempo para leer y prefieres escuchar cualquiera de tus artículos preferidos ve a  nuestro canal en YOUTUBE.

Comparte este articulo
TIEMPO LECTURA:
Reseña general

DEJA UN COMENTARIO

x