PONTE en SUS ZAPATOS #1

Prácticas de acoso social en las mujeres

Recientemente tuve la oportunidad de leer una conmovedora historia sobre el Bullying (acoso social) en una adolescente, redactado por el joven profesional Johams Ortiz y titulado PONTE EN MIS ZAPATOS publicado en un periódico de amplia circulación en Puerto Rico.

Este nos relata la historia de una joven con problemas de sobrepeso, quien a causa de la intimidación social cometió el acto más incomprensible en nuestra experiencia de vida—se suicidó.

Con la amplia exposición en los medios que se le ha dado al acoso en los adolescentes y sus nefastas consecuencias— hemos relegado al asiento de atrás aquellos elementos malsanos de la intimidación social que están vivitos y coleando en los adultos también—especialmente en las mujeres.

Conocemos ampliamente las expresiones tanto verbales como físicas de la agresividad en el varón. Poco se habla de cómo la agresión se expresa en las mujeres adultas—como si en estas no existiera. En las féminas la expresión de agresividad puede ser tanto física como psicológica-emocional y la crueldad que destilan las siguientes expresiones hablan por sí solas:

Ignorar

En un grupo todas comentan alegremente pero a la vez aislando de la conversación a la mujer objeto del bullying— haciéndola sentir de poca o ninguna importancia.

Bochincheo

Constantemente tener a la persona “en lengua” hablando sobre su vida y acontecimientos personales de forma despectiva para su imagen.

Secreteo

Todos callan cuando la mujer objeto del bullying entra en escena. ¿Te ha sucedido alguna vez? Nada bueno se traen…

El puñal por la espalda

Aquí vemos como el hablar mal de la persona por sus espaldas crea el malestar de la desilusión en la persona objeto y la hace sentir menos frente a otros.

Lenguaje corporal hostil

Miradas de desprecio frente a otros que intimidan y destruyen la seguridad en una misma. Se puede ver en familias u otros grupos de interacción cercana.

Rumores que destruyen su imagen

Leí sobre una mujer que bajo un coraje y herida por el rencor, esparció por el vecindario que la mujer objeto de su odio recientemente contrajo HIV. Posible destrucción de vida sin duda—si la mujer objeto de la injuria carece de las estrategias para manejar la situación.

Acciones excluyentes

Invitan a todos en su círculo social a la fiesta más importante del año y la ignoran “olvidándose” de entregarle la invitación.

La cuasi-encubierta naturaleza de estas acciones logra que la víctima disponga de muy pocos recursos para defenderse. Pero te adelanto esos pocos recursos son extremadamente poderosos y efectivos.

Y ¿Qué hacer si eres objeto de este trato?  

Considera lo siguiente:

  1. Confía en tu intuición
  2. Observa de cerca a tus amigos
  3. Liquida a la víctima en ti
  4. Acércate a tus enemigos
  5. Adopta postura de guerrera y asume la delantera

No obstante las anteriores consideraciones, y para resumir, la mejor defensa estriba en la prevención:  Nutriendo tu amor propio al pensar en ti primero, de manera que el énfasis sea en tu vida y no en aquello que piensen los demás.

En PONTE EN SUS ZAPATOS #2 te detallaremos cada una de las recomendaciones anteriores de forma tal que dispongas de armas para combatir el acoso social en todas sus dimensiones.

SUSCRÍBETE para ser notificada. ¡No te despegues! y no te olvides de dejar un COMENTARIO

Siguenos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *